Diferencias entre la caza mayor y la caza menor

caza mayor

Existen múltiples modalidades de caza en España y el mundo, las cuales se dividen en dos grandes grupos que engloban el resto: La caza mayor y la caza menor.

La caza mayor

Esta modalidad de caza consiste en perseguir a los animales que están catalogados como tales, en España por ejemplo podemos considerar como caza mayor a animales como el ciervo, el gamo, el jabalí, la cabra montesa, el corzo… incluso podríamos añadir en algunas ocasiones al lobo y al oso.

caza mayor

Tipos de caza mayor

Dentro de esta modalidad, podemos diferenciar varias formas de practicarla, como por ejemplo ronda, aguardo o espera. Pero hay dos que son las más comunes: El rececho y la batida (o montería).

Batida (o montería)

Es la modalidad española de caza mayor que predomina en la dehesa y el monte mediterráneo en general, ya que únicamente se practica en este tipo de ecosistemas. Permite la cacería de especies como Jabalíes, ciervos, gamos y muflones, aunque estas dos últimas especies se han añadido recientemente en algunas zonas y en épocas concretas. Consiste en dos grupos de cazadores, el primer grupo se sitúa en diferentes puestos, mientras que el segundo grupo con ayuda de los perros de caza, levantan y hacen huir a las presas en la dirección del resto de cazadores.

Rececho

Es la modalidad en la cual el cazador trata de localizar la pieza, para poder así acercarse a ella, hasta encontrarse a una distancia de tiro o bien esperarla en un lugar determinado. Esta modalidad permite la cacería de las siguientes especies: Ciervo, Corzo, Gamo, Cabra montés, muflón, arruí y jabalí.

Otras

Como hemos comentado, a parte de esas dos modalidades más comunes, también se realiza la práctica mediante batida, que es muy similar a la modalidad de montería, pero se diferencian en que los perros de caza son prescindibles y el número de cazadores y el terreno a batir son menores. O la caza por espera, donde al igual que la montería el cazador espera en un puesto fijo pero en este caso se realiza de noche y con solo un cazador por puesto.

La caza menor

Esta modalidad consiste en perseguir cualquier animal salvaje que sea menor que un zorro común, como por ejemplo el conejo, la perdiz, la codorniz, el faisán… Después de la pesca, está considerada como el deporte más popular realizado al aire libre. Suele realizarse a pie y con ayuda de perros de caza, los cuales hay varios tipos: de muestra (el Pointer, el setter inglés…), de rastro (Sabuesos), de persecución (Lebreles), levantadores (Spaniels o Podencos) o cobradores (Labrador Retriever o Golden Retriever).

Tipos de caza menor

Existen varios tipos de caza menor: Al paso, a la espera, en ojeo, con reclamo…

  • En la modalidad al paso, los cazadores se ocultan y camuflan en zonas por las que las presas sobrevolaran de forma natural en busca de alimentación (ríos, arroyos, lagos…). Principalmente se lleva a cabo sobre palomas, tórtolas, zorzales y aves acuáticas.
  • La modalidad a la espera, consiste en el cazador esperando a la pieza en escenarios donde acuden en busca de alimento o durante sus migraciones de manera natural. Allí el cazador se camufla entre el follaje a esperar a la pieza o bien imita su canto (reclamo) para atraerla.
  • En la caza al ojeo, el cazador o cazadores, esperan en zonas estratégicas a que las piezas al ser levantadas y acosadas por los perros de caza pasen por delante de ellos.
  • La caza con reclamo, es también conocida como cuco en Jaén y zonas cercanas. Suele realizarse colocando un macho de perdiz enjaulado en una zona reconocida para que atraiga en época de celo a otras perdices mientras el cazador se encuentra apostado estratégicamente. Es muy importante que conozca perfectamente los comportamientos y hábitos de dicha especie para conseguir un desenlace satisfactorio.