Consejos para elegir y adiestrar un perro de caza

elegir adiestrar perro caza

Desde Armería Carril, hoy ofrecemos una serie de respuestas a las preguntas más frecuentes acerca de cómo elegir y adiestrar a un perro de caza.

La relación que los perros salvajes entablaron con los seres humanos se remonta a hace más de 65 mil años. Este vínculo se fue estrechando, convirtiendo a los perros en compañeros de la humanidad. 

La caza, actividad primaria y esencial en el ciclo vital de ambos, reforzaría esta relación todavía más, domesticando a los perros como asistentes y aliados del cazador desde sus orígenes. Poco a poco, los humanos han ido seleccionando las razas de perro más idóneas en función de la actividad que quisieran desarrollar o las características de la presa.

Adiestramiento de un perro de caza

Adiestrar bien un perro de caza es imprescindible para que sepa cómo comportarse ante la presa y las condiciones de la caza.

Cuándo empezar

Lo más importante a la hora de comenzar a adiestrar nuestro perro de caza para la actividad de la caza es esencial que este se encuentre ya totalmente socializado. Lo más habitual es que la edad idónea para comenzar el adiestramiento oscile entre los seis u ocho meses y un año de edad, aunque lógicamente hay que tener en cuenta factores como la madurez del perro.

A la hora de adiestrar a tu perro de caza es imprescindible conocer su actividad y dónde se encuentra, tanto en su entrenamiento como a la hora de pasar a la acción. En Armería Carril ya hemos pensado en ello, y te ofrecemos una gran variedad de collares localizadores GPS. Si no tienes claro cuál deberías elegir, puedes consultar nuestro post sobre sus características, funcionamiento y selección.

¿Cómo adiestrar un perro que no obedece?

A la hora de adiestrar a nuestro perro es esencial que sepamos adoptar el rol de un buen líder. Las claves para ello son claridad, firmeza, paciencia y autoridad. 

Si tu perro no obedece o no te reconoce como autoridad, es posible que estés cometiendo alguno de estos errores.

  1. Repites la orden insistentemente, quitándole peso a tus indicaciones
  2. No das las órdenes en el momento correcto. Esto confunde al animal, ya que debe recibir las órdenes en el momento justo en el que debe realizarlas. 
  3. Te falta ser consecuente.

También puedes visitar nuestra entrada sobre tips para enseñar a tu perro a cazar

Consejos para elegir tu perro de caza

Es esencial tener claro qué buscamos en nuestro perro de caza, qué actividades vamos a desarrollar y qué especímen encaja más con nuestra propia personalidad.

¿Cómo saber si un perro es de caza?

Cuando nuestro perro está jugando, o se encuentra tumbado o relajado, y se altera ante la presencia de un ave, un roedor u otro animal considerado presa, estamos ante un perro de caza.  Un perro es un buen cazador si no deja pasar una presa sin intentar una persecución. Puedes encontrar más información sobre ello en nuestro post sobre características, cuidados y razas de perros de caza.

Hay que tener en cuenta la presencia de otros animales o mascotas en el hogar, ya que el instinto de estos animales es difícil de dominar 

¿Mejor un macho o una hembra?

La respuesta a esta pregunta es ambigua: depende. Tanto de la actividad que busquemos desarrollar como de nuestra propia personalidad y capacidad de liderazgo. 

Los machos requieren más tiempo a la hora de alcanzar cierta madurez. Además, ofrecen una mayor resistencia a ser dominado y suelen tener tendencias más agresivas e impulsivas, requiriendo, por lo tanto, un mayor control. Son más independientes, con los pros y contras que ello conlleva. Su capacidad cognitiva es menor que la de las hembras y les cuesta más enfocarla hacia el aprendizaje dadas las conductas primarias inherentes y relacionadas con la presencia de testosterona, tales como la territorialidad o la jerarquía. 

Las hembras, por su parte, poseen una capacidad de concentración mayor y son menos distraídas, pero presentan una menor tolerancia a las correcciones físicas y la presión de un adiestramiento estricto, así como las condiciones extremas de trabajo, dado su mayor nivel de sensibilidad

Por todo ello, seleccionar un cachorro macho o hembra dependerá de una gran cantidad de factores y características de la actividad que queramos practicar, así como de nosotros mismos.

¿Puede un perro de caza ser una buena mascota?

En general, los perros de caza son excelentes mascotas familiares. Esto es debido a la fuerte conexión y asociación simbiótica que mantienen con los seres humanos desde hace miles de años. 

Al igual que ha ocurrido con el trabajo y los sectores humanos, las razas de perro se han multiplicado en favor de responder a una especialización que haga corresponder al animal con las características de la actividad cinegética que busquemos desarrollar.

El instinto de caza o impulso de presa en los perros es un comportamiento inherente al animal, común y frecuente. Impredecible, todo dueño de perro que se preste deberá saber cómo lidiar con estas conductas. Esperamos que este post te haya ayudado a conocer un poco más acerca del mejor ayudante del cazador.

También te puede interesar: